Viernes 1 de Septiembre: MILFORD SOUND

 In Nueva Zelanda

Nos vamos a los Fiordos!!

Pero antes de ponernos de camino tenemos una actividad contratada: vamos a ir por el río en una lancha motora super rápida!! Nos acercamos andando hasta la oficina de la actividad, donde nos tienen que recoger con el autobús. Nos regalan unos buff y enseguida llega el autobús, mientras nos acercamos al sitio nos ponen unos videos explicativos. Llegamos al río, estamos un poco nerviosos, vemos llegar una lancha y la verdad que parece que van bastante rápido, el sitio es super bonito. Nos toca, nos dan un impermeable y un salva-vidas, nos montamos en la fila de atrás los cuatro juntos… menuda pasada!!! esto es alucinante!! van tan rápido que casi no podemos abrir los ojos, dicen que cogen 90km/h y se mete en un cañón por el río, el piloto se preocupa de pasar bien cerca de las piedras, tanto que antes de salir te advierten de no sacar la mano ene ningún momento; desde luego hay veces que parece que podríamos tocar las piedras con la mano. Papa dice que le ha impresionado mucho, que ha sido mucho más de lo que esperaba, más siendo con niños… subimos y bajamos dos veces el mismo tramo, hace muchos giros de 360º… lo más alucinante que hemos hecho hasta ahora. Compramos el video y las fotos de recuerdo xq merece la pena de verdad. Volvemos a Queenstown en autobús.

Aprovechamos a hacer una pequeña compra de camino al camping, cogemos la caravana y nos ponemos en marcha hacia los fiordos, tenemos 5 horas de camino por delante, así que no perdemos mucho tiempo; son menos de 200km, pero aquí hay carreteras en las que no puedes correr y menos con una caravana, y esta es una de ellas. Seguimos bordeando el lago Wakatipo, y la carretera es muy bonita. Sobre las tres y media paramos en un pueblo de la carretera a comer algo, resulta que paramos en un bar que también es el club de Caza y Pesca del pueblo (ATHOL) así que papá enseguida le pregunta a la señora… pero parece que no sabe mucho de caza y no nos cuenta mucho; hay fotos de cazadores con jabalis, ciervos y pescando… Comemos y seguimos camino, seguimos viendo muchos ciervos, ovejas y vacas por el camino. Llegamos a TE ANAU, último pueblo antes de adéntrate en los fiordos, así que paramos a repostar gasolina. Según nos vamos adentrando el paisaje nos va alucinando cada vez más, primero vamos bordeando el lago Te Anau, luego llegamos a unas inmensas llanuras entre las montañas y cuando pensábamos que llegaríamos al fiordo entramos en otro valle, la carretera bajaba super empinada con unas vistas alucinantes, volvemos a subir por el fondo de otro valle y llegamos hasta el final del valle, parece que no había salida, pero hay un estrecho y largo túnel de un solo carril con semáforo. Entramos al túnel que enseguida baja y baja… salimos por el otro lado y ya es de noche, la carretera sigue bajando con muchas curvas muy cerradas, pero ya no podemos ver el paisaje. Por fin llegamos al camping, está metido en un bosque, son todo caminitos y las plazas de las caravanas están entre arboles, es muy bonito. Dice Papa que hoy toca cenar en el restaurante del Camping, así que nos instalamos y vamos corriendo al comedor por que ya casi cerraban las cenas, eran las 8 y cuarto y a la media cerraban. Cenamos muy bien y Papa había preparado con los del camping una sorpresa para Mamá, habían preparado un postre con velas y todo el comedor cantó feliz cumpleaños y felicitaron a Mamá, con un poco de antelación de su cumple, peor estuvo muy guay. Nos fuimos a acostar pensando en el día de mañana, en barco por el fiordo.

Leave a Comment

¿Necesita ayuda?

Si quiere ponerse en contacto con nosotros, puede hacerlo a través de este formulario. Gracias.